Nuestro recurso humano es más valioso en tiempos de crisis

Artículo de opinión

La clave está en el Recurso Humano

 

Muchos marcan el camino que deben tomar las empresas para sobreponerse ante esta crisis del COvID-19, y la mayoría de propuestas pueden resultar acertadas a simple vista.

Algunas proponen hacer aquello que mejor pueden hacer, pero en forma diferente a lo que normalmente harían con la finalidad de subsistir; otras, unir esfuerzos compartiendo sus fortalezas y en conjunto proveer servicios o productos ante esta nueva situación de mercado.

Todo parece bien, sin embargo, aunque los directores, gerentes o empresarios ideen soluciones innovadoras para dirigir sus empresas, ¿quiénes hacen que eso funciones? La respuesta es obvia: el recurso más valioso de la empresa son Las personas que ejecutan estas soluciones.

La pregunta es, ¿cómo hacer para que las personas realicen lo que deben frente a esta situación?, ¿cómo hacer para asegurar su compromiso y que crean realmente la metáfora de estar “todos en el mismo barco”?

El compromiso del personal se logra cuando la visión de la empresa y sus intereses están alineados con los de cada uno. Cuando se comparte la misma visión, cuando el colaborador sabe que haciendo lo que hace, dando la famosa Milla Extra, no solo logrará la meta de la organización, sino también la propia. Si hacer esto es ya de por sí difícil, ¿cómo lograrlo en tiempos de crisis?

 

Maslow lo explica muy bien en su pirámide de “Jerarquía de necesidades”; en sus primeros dos niveles -y es aquí donde los directores de las empresas deben de concentrarse-. Debe realizarse una programación de actividades enfocadas a brindar a los colaboradores la garantía que tendrán seguridad, salud, dinero para comprar sus alimentos, buen trato, y que parala empresa también es importante la familia de cada colaborador; la empresa está dispuesta a compartir sus recursos económicos para asegurar que cada colaborador pueda cubrir dicho nivel básico.

Una vez cubiertas las necesidades básicas y garantizadas, deben proponerse pequeñas metas a corto plazo, – diferentes a las normales en tiempos regulares-. Metas que sean alcanzables y apoyarlos para que las logren. Las metas pueden ir incrementándose paulatinamente hasta recuperar el ritmo previo a la crisis. Estas pequeñas metas o de corto plazo deben ser premiadas de manera que cada vez que se logre una, se anime a la siguiente.

 

Es muy importante recordar que no todo el personal tiene las mismas capacidades, por lo que debe establecerse una estructura de metas según las capacidades pero que contribuyan suficientemente a la meta global. Con el Coaching adecuado, esto se puede lograr rápidamente. Debemos recordar que para que la empresa subsista debe adaptarse, debe ser flexible, lo cual indica que mientras la crisis se mantenga, o para recuperarse de la misma, cada empresa podrá bajar su ritmo, pero solo para fortalecerse y reinventarse al final de esta crisis.

 

Siempre se ha mencionado que el capital más valioso de la empresa es el recurso humano, ¡pues es verdad! y es ahora cuando las empresas que lo tengan claro y apoyen a sus colaboradores, podrán salir adelante en la crisis rápidamente.

¿Tienes dudas? Contáctanos

Impactos: 55

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *